SI QUIERES, PUEDES

Habíamos quedado en una relativa paz conmigo mismo la madrugada previa antes de empezar el Ironman. Pero eso duró poco.

La noche anterior fue muy tranquila y pude descansar bastante bien. Madrugo bastante para poder desayunar con calma y nos cogemos un taxi que nos lleve lo más próximo posible a la zona de boxes. Tan pronto llegamos que aún ni siquiera habían abierto. Eran las 5:00 de la mañana, la noche estaba un poco cubierta y se respiraba un ambiente en calma pero con esa tensión típica antes de una gran prueba.


Por suerte, compartía los mismos nervios con Darío, un chico venezolano que también hacía su primer IM y que el destino hizo que fuesemos compañeros en el box. Así que el ritual de preparación se hizo un poco mas ameno y mucho más llevadero teniendo alguien con quien hablar.

Una vez abren el box, los pocos que estamos a primera hora entramos y nos vamos directos a nuestras bicis. Lo primero, hichar las ruedas. Y como no, no llevaba bombín y rezaba por conseguir alguno. Despues de varios intentos y una buena sudada, consigo que me funcione uno que tenía un mecánico que había por la zona. Por suerte, el llegar con tiempo me ayudó y el resto de cosas las pude hacer con calma: dejar toda la nutrición bien enganchada a la bici, ponerme con calma el neopreno… Y una vez me despido de Lea, que la tuve cerca todo el rato, me voy a la salida preparado para la batalla.


La salida de la natación fue del tipo “rolling-start”, en donde la gente va saliendo en tandas de 6 cada 5 segundos. Algunos lo critican, ya que se pierde un poco la esencia del triatlón, que son esos golpes y codazos en los primeros metros, pero que queréis que os diga… para mi salir así es un gustazo. Bastante tenemos con mazarnos durante mas de 10 horas como para que nada más empezar te dejen un ojo morado. Asi que como cada uno se coloca por tiempos estimados, nadas en con gente de tu ritmo y se hace mucho más cómodo y sin golpes. Yo me coloqué en la zona de 1h:10-1h:20. Según mis cálculos, estaría para hacer 1h:15 altos.


No había nadado previamente en la zona, pero por lo que podía saber, era una zona tranquila y sin corrientes. Con lo que no contaba era con que toda la natación iba a ser acompañado por cientos de coleguitas: Medusas de todos los tamaños y formas. Al principio me cagué un poco, pero luegó pensé que si no fuese seguro no creo que metiesen a 3000 tios a nadar por ahí. Así que cerré la boca (para no tragarme ninguna) y me puse a nadar tratando de no agobiarme.


Impongo un ritmo cómodo todo el rato y salgo en 1h:13 del agua, algo más que decente para mi. No hay queja. Cojo mi bolsa de transición, me meto en la carpa, preparo todo sin prisa y pillo la bici. Nada más salir veo en el puente a Lea, sus padres y sus tios que habían venido a animar. Eso me da un plus de fuerza y me concentro en lo que se me viene encima.


Desde el minuto uno las sensaciones son buenísimas. El dia amanece un poco nublado pero poco a poco se va despejando y sopla muy poco viento. Cojo un ritmo rápido pero que no me castigue mucho y voy dejando pasar los kilómetros. Sigo las pautas marcadas y revisadas por Pino de alimentación. Bebo cada 20 mins alternando isotónico con agua y como cada 40′. Trato de disfrutar todo lo que puedo, y en los momentos mas malos, que siempre los hay, me animo pensando que queda poco para volver a ver a Lea y en todo lo que estarán empujando desde Vigo los compañeros de MAR. Y siempre en la cabeza muy presente lo que me había comentado en el registro el día anterior el chico que me dió el dorsal, que también participaba: “No te agobies con lo que te queda, disfruta de todo aquello que ya has hecho”.

Durante los 180km pude mantener un ritmo muy bueno. Al final, casi a 34 km/h con un tiempo de 5h:20. Ni yo me lo creía.

Ahora “solo” quedaba correr. Y una maratón tras 3,8km a nado y 180km de bici no es tarea muy fácil. Pero si mientras corres en un circuito urbano por el centro de Copenhague te animan más de 200.000 personas, todo es mucho más fácil. De verdad, que puta pasada. Todavía se me pone la piel de gallina recordándolo. Y si además entre todas esas personas tienes a gente querida que se desvive por ti y por lo que estás haciendo durante más de 10 horas, con más motivo. La primera vuelta pude mantener un ritmo “cómodo”, pero en la segunda me dio otro de esos bajones. Pero todo tiene solución: esta vez lo que me animó fue algo que creía imposible. Si me dicen antes del IM que iba a bajar de 11 horas me rio en su cara. En mis mejores sueños para mi era la leche bajar de 12 horas, pero ¿bajar de 11? Buff…


Pues en el paso justo de la media maratón, donde probablemente más hundido estaba, cambiando la pantalla del GPS vi que me sobraban mas de 2 horas y algo para entrar en meta con tiempo sub-11. No me hizo falta nada mas. Apreté los dientes y tiré con toda mi rabia y ese continuo  repique en mi cabeza: “vas a ser sub-11, vas a ser sub-11…”. Lo tenía claro, lo podía conseguir.

¡Y lo conseguí! Y creedme, cruzar esa línea de meta por primera vez es indescriptible. Solo el que lo ha hecho sabe lo que se siente y lo que hay detrás.

10 horas 51 minutos y 43 segundos. Es un muy buen resultado. Pero no me quedo con eso. Para mi el tiempo aunque no lo pareciese, era lo de menos. Con lo que realmente me quedo es con todas esas tardes y madrugones de entrenamientos con todos los compañeros, de conocer a gente increíble durante todo este camino, de tener a alguien que me apoya y me comprende siempre a mi lado, y que no le importa pasarse más de 10 horas animando a un chalado en un Ironman.Y me quedo sobre todo con una gran experiencia personal. Saber que cualquiera es capaz de conseguir lo que se proponga con esfuerzo y determinación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s