Parte III: Camina o revienta

…Pienso cómo puedo arreglarlo. Intento dar aire a la camara y después colocarla pero apenas meto un poco de presión.  ¿¿que hago?? Pues nada, me sobra tiempo para el fuera de control. Si tengo que ir a 20km/h pues voy, y si tengo que tardar 8h pues las tardo. No me voy a rendir y lo único que quiero es llegar a la T2.

A los pocos metros la cubierta està sin aire. Voy a 15-20 por hora para no romper la rueda. Tengo que tener cuidado para no meterme en ningún bache. Me paro un momento para pensar en alguna alternativa pero no tengo. En ese momentó pasa Xose, me pregunta si necesito algo pero no puede ayudarme. Sigo. Los km pasan muy muy lentos.

Me detengo de nuevo en una zona donde hay público animando para pedir ayuda pero como es lógico  nadie tiene un adaptador cómo el que necesito. La gente intenta ayudarme aunque no hay mucho que hacer…sigo.

Pasa Cuellas. El pobre me mira y me pregunta qué voy a hacer. No me queda opción que seguir, ya llegaré. En el rato que estamos juntos me dice que Guille había pinchado y tenido un accidente. Me da muchos animos y continúa.

Kilómetro 150. “¡Hostia Pino! ¿que te pasó?”. ¡¡Es guille!! Viene con un codo vendado, me cuenta que se fué al suelo después de pinchar, yo le cuento mi historia y me ofrece una cámara que tiene de repuesto y su adaptador. Arreglo mi bici pero las desgracias nos persiguen: a los 500m de arrancar ahora es Guille el que pincha y como me ha dejado su última cámara está tirado. Yo le digo que seguimos juntos. Solo quedan 30km y aunque tardemos 2h llegamos juntos. 

Kilometro 160km. Nos encontramos a Iago. Ha pinchado 3 veces y lleva 1h parado esperando a que le recoja la organización ya que se ha retirado. “Te subes a la bici y vienes con nosotros”. No hizo falta tirar mucho de él. Nos subimos a la bici. Ellos pinchados y yo sin frenos (los había vuelto a perder). Entre risas y demás llegamos a la T2. Nos ha llovido bastante encima y tenemos frio. A mi me da igual. Solo quería llegar y lo logramos.

Empezamos la carrera a pie los 3 juntos. El cabreo nos hace correr los primeros 10k a 4’20″/km (acompañamos a Saleta Castro durante 5km) y la media maratón en 1h36′. Guille e Iago se quedan a su ritmo. Yo quiero terminar cuanto antes. En cada vuelta me cruzo con Belen, Clara y Artai y en cada vuelta les doy un abrazo y un beso. 

Ya en la última vuelta alcanzo a Cuellas. Nos damos un abrazo. No falta nada para llegar pero los ritmos altos, el cansancio y todos los geles y barritas que tomé hacen que tenga problemas intestinales (3 paradas en los 12km últimos km. La cara B del IM jejeje). 

Últimos metros, un último y un “¡te quiero!” a mi Belen y al fin en meta. 12h08′. No sé si reír o llorar pero no único importante es que llegué. 

Con los días el mosqueo que tenía va pasando y los recuerdos malos se quedan atrás.

Quiero dar las gracias a todos los míos.  A mi vida a mi rey a mi padres y al crack de mi hermano. A toda la familia por sus mensajes, a los compañeros del grupo de MAR (cualquiera de ellos habría hecho lo mismo que yo) y al resto. También a todos los amigos de mi gimnasio G21!, a los spinners y runners. En definitiva a todos el mundo que ha perdido un momento para ver como me iban las cosas y/o enviar un mensaje. De verdad que muchas gracias.

Ahora ya solo queda pensar en cual será la siguiente batalla. Seguro que habrá más pero tengo muy claro que no será en Holanda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s